miércoles, octubre 29, 2008

Relato

Anoche, mientras escuchaba la radio, decidí que debía dar un giro a mi vida. Andaba en la cocina, como de costumbre, a vueltas con la cena mientras mi marido veía el fútbol en el comedor y mi nieto deambulaba alrededor de mi falda sin parar de hacer preguntas. Aquella noche mi nuera tenía otra vez guardia y mi hijo había llamado para decir que se retrasaría un poco en venir a recogerlo. Los dos trabajan demasiado, pero a mí no me importa ejercer de abuela las horas que haga falta. Criar a mi nieto me hace sentir joven y sus miles de preguntas me obligan a pensar que tal vez las cosas no son siempre tan simples como parecen.
De hecho, anoche también fue una pregunta suya, al hilo de una cuña de la radio en donde anunciaban un concurso de relatos, la que me hizo despertar:
- Abuela ¿qué es un relato? – me dijo sin apartar los ojos de sus juguetes.
- No sé hijo… un cuento creo.
- ¿Un cuento como los que tú me cuentas cuando me acuesto?
- Parecido.
- Mi mamá no sabe contar cuentos. Y mi papá tampoco. Me ponen un DVD y lo vemos juntos. Pero a mí me gustan más tus cuentos abuelita. ¿Por qué no les cuentas un cuento a los de la radio?
- Porque yo no sé escribir cuentos cariño.
- ¿Por qué?
- Porque no fui a la escuela.
- Pero tú sabes muchos cuentos.
- Sí, pero no sé escribirlos.
- ¿Y por qué no fuiste a la escuela abuela?
- Uhhh! Eran otros tiempos cielo… si yo te contara.
Y ahí quedó la cosa, aunque en mi cabeza ya no paré de rumiar aquella conversación durante el resto de la noche.
Esta mañana he ido a matricularme en la escuela de adultos. A ver…, si mi hijo y mi nuera, con tantos estudios, no saben de cuentos… alguien tendrá que escribírselos a mi nieto.

domingo, octubre 26, 2008

Si nos dejan...

Si nos dejan, encontraremos la manera de entendernos. Pero si no lo lográsemos, recuerda que dirán que el fracaso ha sido nuestro.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Me visitan desde