miércoles, marzo 31, 2010

La otra

Ella era la que esperaba, sin esperanza, ese hueco en su tiempo. La que atesoraba esos instantes por lo valiosos, porque no tenía certeza de que se fuesen a repetir pronto.
Ella era la que callaba, la que no podía permitirse ni una lágrima, ni  una queja. Porque no era más que "la otra". La que no tenía derecho a nada. Tan solo a recoger los besos que a él le sobraban, sus miserias.
Ella era la que lo sostenía cuando le apretaba la culpa, pero al mismo tiempo, la que nunca esperaba encontrar un consuelo cuando se sentía sola.
Ella era la que le amaba a escondidas, aunque en silencio soñaba con un día en que pudiese mostrar su amor al mundo. La que se imaginaba paseando junto a él por un parque, con las manos cogidas, a la vista de todos. Con esa sonrisa en sus labios. La sonrisa que aparece, de manera espontánea, cuando uno está seguro de que su amor es correspondido en la misma medida. Cuando se sabe que se puede amar a manos llenas, a cualquier hora del día.
Porque ella sabe, que el amor no puede ser algo malo. No entiende que deba sentir culpa por albergar dentro de su pecho un sentimiento tan noble.
Lo que todavía no ha aprendido, es que el amor también tiene que ser igualitario. Tal vez cuando lo haga, comprenda que puede aspirar a algo más que a recoger las migajas que él le ofrece.

miércoles, marzo 24, 2010

Errare humanum est

A veces, vivimos con tanto miedo a equivocarnos, que se nos olvida lo más importante: VIVIR.
Si todo fuese fácil, la vida sería demasiado aburrida.
Si todo nos saliese bien a la primera... no tendríamos consejos para dar a nuestros seres queridos.
Si todo fuese blanco o negro, sí o no, verdad o mentira... seríamos autómatas sin sentimientos.

Es bueno llorar de vez en cuando, para darle sentido a nuestros ratos de felicidad.
Es bueno pararse a mitad del camino y mirar atrás. No, no te convertirás en estatua de sal. Es bueno preguntarse si era ése el camino que siempre habíamos soñado. Y nunca es tarde para tomar un desvío, si nos apetece vivir aventuras.
Es bueno hacerse preguntas. Es bueno dudar de las respuestas demasiado rotundas. Es bueno sentir que andas por tu propio pie, en lugar de subirte a una cinta transportadora.

Y sobre todo, es bueno contar con un buen par de orejas dispuestas a escucharte cuando las dudas te impidan ver más allá de tus narices.

La vida es única, y merece la pena vivirla intensamente. Y si nos equivocamos... seguro que podemos sacar alguna conclusión positiva de ese error. Hay personas que caminan en línea recta, y otros damos rodeos para llegar al mismo lugar. Lo importante es, al menos, disfrutar del paisaje mientras tanto.

viernes, marzo 19, 2010

FELIZ DÍA DEL PADRE

¿O debería decir ENHORABUENA?

Ser padre siempre debe ser considerado como un regalo.

Disfrutad de vuestro día,
Disfrutad de vuestros hijos,

Y disfrutad también de las preciosas fotografías de Anne Geddes. Para mí que soy tan torpe con la cámara, estas fotos son sencillamente un placer maravilloso.

lunes, marzo 08, 2010

UN DÍA PARA NO OLVIDAR

Hoy es un día para reflexionar sobre el camino que hemos recorrido entre todos,
para recordar a aquellas mujeres que se dejaron el alma, la piel e incluso la vida para que se las considerase en igualdad de condiciones,
para no perder la perspectiva, para continuar con el objetivo bien centrado.
Hoy es un día para celebrar la normalidad,
y para recordar que en muchos lugares, no tan lejanos como pensamos, esa normalidad todavía no existe.

FELICIDADES A TODOS. LO QUE HOY CONMEMORAMOS NO ES SOLAMENTE COSA DE MUJERES.

jueves, marzo 04, 2010

Como Segismundo, pero al revés...

El genio de la lámpara, mientras esperaba, se esforzaba por llevar una vida normal.
Sin embargo, por problemas de espacio, tenía que conformarse con hacerlo solamente con su imaginación.
Así, día tras día fue soñando una vida, con sus alegrías y sus sinsabores, cargada de rutinas y, de vez en cuando, alguna sorpresa.
Soñó una cama y una esposa, dos hijos traviesos, vacaciones en el pueblo, una suegra y una madre.
Soñó un despertador y un atasco, café de máquina, algunos cumpleaños, la caña de la una, hacienda... hasta que un día, bruscamente, soñó que se moría.
"Vaya por Dios" -pensó- "curioso momento para ponerse a frotar la lámpara".

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Me visitan desde