miércoles, diciembre 29, 2010

Feliz 2011


Estamos a punto de finalizar el año, comienza uno nuevo, y es casi inevitable proyectar nuestras ilusiones y las ganas de iniciar nuevos caminos sobre estos meses todavía sin escribir.

Este tampoco ha sido un año fácil, y creo que lo terminamos con la sensación de que esta crisis va para largo, y con muy poco ánimo (o al menos así es por mi parte). Pero como lamentarse no sirve para nada, vamos a intentar pensar en positivo. Vamos a formular nuestros deseos, como cada mes de enero, nuestros propósitos de mejora, vamos a hacer los rituales de costumbre, para atraer la prosperidad, la energía positiva y la esperanza a nuestras vidas. Y vamos a aprovechar la ocasión para renacer una vez más.

Este año nos traerá como siempre sorpresas agradables y algún que otro disgusto. Espero de corazón que lo positivo gane por goleada y en eso es en lo que tenemos que concentrarnos.

En mi entorno de amigos, esta primavera, casi con toda seguridad que llegará alguien muy especial desde China. Después de una espera de más de seis años, esta llegada  alegrará a una familia a la que queremos mucho y que ya se merecen un desenlace feliz en esta historia. Sé que lo han pasado mal por toda la incertidumbre con la que se ha desarrollado el proceso, pero por eso mismo estoy segura de que, en la recta final, sus ilusiones estarán más cargadas que nunca, y vivirán el encuentro con una alegría inmensa.

En lo profesional espero cambios, nunca si sabe en qué dirección, pero vendrán cambios importantes; en lo personal me conformo con conservar la estabilidad y seguir avanzando.

Este año comenzará también la aventura del colegio para Irene, con todo lo que ello implica de reorganización y adaptación a sus nuevos horarios. Una nueva etapa para ella, que se nos hace mayor sin darnos cuenta. Y tengo que confesar que en mi situación, con bastantes probabilidades de que no tenga más hijos, la idea de que se me haga "grande" me deja un nudo en la garganta que se me hace difícil de digerir.

En fin, que este nuevo comienzo de año nos sirva de estímulo para seguir mirando hacia delante, para coger fuerzas y arrancar de nuevo, con la certeza de que, dentro de un año, seremos capaces de hacer un balance positivo de estos doce meses que vamos a inaugurar.


Que disfrutéis de la noche de fin de año y que tengáis un

FELIZ 2011

pero sobre todo, ojalá que podamos seguir compartiéndolo juntos como hasta ahora.


Un beso muy grande y un brindis por los buenos momentos que el futuro nos tiene guardados






4 comentarios:

  1. Feliz año Matapollos. Espero que lo hayas comenzado con buen pie. Yo regular, y es que tanto encuentro familiar a veces pueden desembocar en desencuentro. Pero en fin, nos quedan todavía 364 días por delante.

    Un abrazo..

    ResponderEliminar
  2. Paula acabo de pasar por tu blog y me han echado los Reyes. ¡ Has vuelto, has vuelto!. Gracias y besos.

    ResponderEliminar
  3. Feliz año Pepi. He vuelto sí, al final me ha podido el "mono".

    ResponderEliminar

Comenta, que algo queda

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Me visitan desde