viernes, julio 15, 2011

Lunática

A veces tengo la sensación de fluir al mismo ritmo que la luna. Parece como si sus fases afectasen a mi estado de ánimo, y en cuarto creciente me siento con más energía, mientras que en cuarto menguante me siento más vulnerable.
Hoy he cenado frente a una luna llena espectacular. Y he tenido una sensación de paz y de armonía que no soy capaz de describir.
Por primera vez en mucho tiempo, sé que tengo todo lo que se puede desear. Y si tuviese que pedir un deseo, sería continuar como estoy hoy mismo. Es curioso que haya tenido que recorrer un largo camino para darme cuenta de no necesito nada más para ser feliz. Un camino que me ha llevado al mismo lugar de partida, pero en el que he ido aprendiendo muchísimas cosas sobre mí, y sobre ese extraña especie llamada ser humano. Obviedades a veces en las que no se piensa, o que simplemente, se olvidan.

Os regalo esta luna, para que formuléis vuestros propios deseos. La foto no es muy buena, pero es lo máximo que somos capaces de hacer con el móvil (sorry)
Pronto llegarán las lágrimas de San Lorenzo. Mi cita especial con las estrellas.



Brisa de julio;
al moverse las ramas
la luna llena.

3 comentarios:

  1. No es la Luna... habrá sido la cena, la compañía, la paz. La Luna es sólo un espejo.

    ResponderEliminar
  2. :) Lunáticas hormonas...

    Un abrazo, Paula

    ResponderEliminar

Comenta, que algo queda

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Me visitan desde