martes, septiembre 06, 2011

Reunión de padres en el cole

La semana que viene Irene comenzará a ir al colegio, y hoy hemos tenido la primera reunión de padres.
La primera impresión no ha podido ser más positiva. Me he encontrado con un maestro al que se le transparenta la vocación desde el minuto cero.
En la hoja de convocatoria nos dijeron que teníamos que llevar 5 fotos de los niños, y hoy lo primero que hemos hecho ha sido pegar las fotos junto con su nombre en el perchero, en una estantería donde colocarán el almuerzo, en una bandeja de plástico y en un mural con velitas en donde se han quedado recogidos los cumpleaños de cada uno de ellos.
También nos han entregado una nota el material escolar que tenemos que comprar, y algunas normas y consejos básicos de funcionamiento.
Sobre el material, un punto positivo. Todo se compra entre todos y todo será de todos. En lugar de comprar una caja de ceras para cada niño, cada padre compra ceras de un solo color. Luego se mezclan y pasan a ser "comunitarias". Lo mismo con los pañuelos de papel, los folios o incluso el agua que beban. Así evitamos las diferencias de raíz, en la medida de lo posible.
Una de las cosas que más me han gustado del aula es que tiene el cuarto de baño dentro, de modo que los peques podrán ir al aseo cuando lo necesiten sin que el maestro tenga que dirimir si interrumpe la clase o deja que el niño vaya al baño solo.
Irene controla perfectamente esfínteres desde hace un año, y en ese sentido yo tenía bastante tranquilidad, pero pensando en los niños más pequeños, veo que es un detalle muy práctico. Y es que hay niños que cuando ingresan en el colegio todavía no han cumplido los tres años, y esa diferencia de casi un año entre los más mayores y los más pequeños, a esas edades es muy significativa.
Respecto a los almuerzos, un consejo que espero que todas las madres cumplan: nada de guarradas (entiéndase bollería industrial, chucherías, etc) De hecho, nos ha sugerido explícitamente que lleven un bocadillo. Y digo que espero que todas las madres lo cumplan, porque todos sabemos que a los niños les encanta intercambiarlo todo, y la comida no iba a ser menos. Y claro, en el momento en que un niño aparezca con el típico pastelito, que encima seguro que lleva algún cromo o algún juguetito, pues la liamos.
Sobre la ropa, evidentemente que sea cómoda para subir y bajar cuando vayan al servicio. Sin hebillas, ni botones, ni tirantes... vamos, lo más rápido posible para bien de todos. Total, si encima van a llevar el baby, tampoco hay que complicarse mucho la vida con el vestuario. Chandal, leggins y camiseta, y a correr.
Otra cosa que me ha parecido estupenda del funcionamiento de las clases es que tendrán dos papeleras, una para la basura general, y otra para separar el papel. Al parecer, los niños captan el funcionamiento prácticamente desde el primer día, y ya de paso vamos haciendo hábito de reciclaje.
En todo momento he querido percibir una predisposición muy positiva y mucha comprensión respecto a las circunstancias personales de cada niño.
Por ejemplo, algunas frases que me ha llamado positivamente la atención:
Si un niño no controla todavía muy bien el tema de ir al baño, y tiene que ir con pañal, pues tampoco pasa nada.
O, Si alguien no puede comprar el material, que me lo diga, y vemos como lo solucionamos.
He podido intuir que con este maestro, lo principal es dejar que las cosas vayan fluyendo, que los niños aprenderán con naturalidad, sin dramatizar, con un buen equilibrio entre disciplina y buen rollo. Al menos esa es la sensación que he extraído en esta primera reunión, y no sé por que, creo que mi olfato no me engaña.
Ahora vamos a ver como se adapta. Intentamos hablarle del cole, explicarle lo que se encontrará allí, las cosas que van a hacer, los niños y niñas que va a conocer, pero tengo la sensación de que no llega a comprender exactamente lo que significa.
Por un lado, creo que va a comenzar con una edad ideal, porque al haber nacido en febrero será de los más mayores, y esa madurez, quieras que no, se les nota. Como además es muy sociable confío en que no le cueste adaptarse al nuevo ambiente, y a tener que compartir espacios, material, juguetes y cuentos con otros niños.
Por otro lado, me preocupa el tema de la disciplina.Últimamente está teniendo un comportamiento un tanto rebelde, busca mucho más que antes la confrontación, y me da algo de miedo que esto ocurra precisamente ahora, a las puertas de un cambio en su día a día tan importante.
En cualquier caso, es absurdo preocuparse cuando poco se puede hacer, salvo esperar a ver los resultados. Queda una semana. De momento empezará yendo una hora. Ya os contaré.

5 comentarios:

  1. me alegro de que todo se visiualiza muy bién ahora que tu niña entra al cole. En la escuela de mi hija también han dicho que nada de pastelitos ni comida chatarra y para que todas las mamis lo cumplan, porque no de faltar quien no, les piden que lleven su comida en una mochilita de plastico transparente de modo que revisan que los niños lleven pura comida saludable, verdurita, frutas y pan integral y esta genial!
    En fin, besos y que tengan un lindo día

    ResponderEliminar
  2. Me alegra que lo que viste y viviste en la reunión te haya dejado tranquila, eso es vital para poder trabajar sin mayores preocupaciones.
    Seguro tu Irene lo pasará bien y podrá aprender mucho más.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Suena fenomenal, yo tuve ayer la primera reunión del cole de la Supernena... este año les dan notas y nos estuvieron taladrando con el tema de no agobiarlos... la mía se agobia sola.
    Un supersaludo

    ResponderEliminar
  4. Qué suerte!! la 1ª reunión el año pasado en el cole de mi hijo fue absolutamente frustrante, el comentario que ya me descolocó fue: "nosotros somos profesores no cuidadores, los niños deben ser independientes a la hora de ir al baño, no limpiamos, ni cambiamos, como mucho llamamos a los padres para que lo hagan".

    Menos mal que luego la profesora que le tocó a mi hijo era mucho más humana, también es madre y creo que eso influye.

    Lo dicho, ¡eres afortunada con ese profesor!

    ResponderEliminar
  5. Gracias a todas, la verdad es que el primer día ha ido sobre ruedas. Una horita nada más para empezar, y con otros cuatro niños. No ha llorado ninguno. De momento dice que mañana quiere volver. No vamos mal.

    ResponderEliminar

Comenta, que algo queda

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Me visitan desde