sábado, febrero 04, 2012

4 de febrero

Ya duermes, hoy ha sido un día intenso, has madrugado, has celebrado tu cuarto cumpleaños, has reído, has llorado. Apenas te ha dado tiempo a ser consciente de tus regalos. Vamos a disfrutarlos poco a poco. Hay tiempo.
Ya tienes cuatro años, opinas, preguntas, sabes muchas cosas. Ya no queda nada de aquel bebé, eres una niña que de repente me sorprende recitando un poema de Bécquer, o cantando una canción en inglés.
Hace cuatro años, una noche como esta, cuando los abuelos se marcharon y nos quedamos en la habitación del hospital nosotros tres, yo estaba muy cansada. Había estado todo el día de parto y finalmente me hicieron una cesárea cerca de las diez de la noche. Tú eras un bebé enorme, y aunque yo no sabía muy bien como colocarte a mi pecho, ni tampoco podía moverme con facilidad, tú succionabas con fuerza, y te enganchabas con la boca bien abierta.
Esa primera noche, cuando empezaste a llorar por primera vez, papá te acercó a mi pecho sin despertarme; tú te agarraste bien a él, y así nos dormimos las dos juntas. Tranquilas, bien pegadas la una a la otra. Desde entonces hemos compartido muchas noches, los tres juntos. Te encanta dormir abrazada, o abrazando. Te encanta sentir el calor de alguien que te proteja los sueños. Como aquella primera noche.
Aunque ya seas una niña de cuatro años. Aunque a veces me parezca que mi bebé se me ha esfumado sin darme cuenta. Ahí sigues, buscando el calor en los brazos de papá. Escuchando una poesía de Gloria Fuertes mientras se te cierran los ojos. Y sigue habiendo en ti algo de aquel bebé que buscaba el latido de mamá para conciliar el sueño. Con más hambre de piel que de leche. Tan segura de lo que querías. Puro instinto. Porque el cordón umbilical, o la placenta, no eran el vínculo más fuerte.
Felices cuatro años Irene. Ojalá nadie se atreva a perturbarte el sueño.


6 comentarios:

  1. Muchas felicidades, Irene. Y felicidades a ti, Paula. Yo creo que tu hija sólo tiene cuatro años, y aunque te parezca que "ya" es grande, aún es muy pequeña, disfrútala porque el tiempo pasa muy, muy deprisa, bufff, qué me lo digan a mí que la mayor va a cumplir los 18 en junio... en fin. Besos

    ResponderEliminar
  2. JO PAULA QUE GRANDE ERES.. QUE BONITO... SIEMPRE ME EMOCIONA COMO ELIGES LAS PALABRAS Y COMO TRASMITES TUS SENTIMIENTOS... IRENE ES AFORTUNADA.. Y OJALA COMO DICES QUE NADIE SE ATREVA A PERTURBARLE EL SUEÑO... UN BESO ENORME A ESA PRINCESA QUE HOY HIZO 4 AÑOS Y A TI QUE CUMPLES 4 AÑOS COMO MADRE... BESOS DESDE LEON

    ResponderEliminar
  3. Felicidades a las dos, porque con ella tu has nacido como madre.
    Un supersaludo

    ResponderEliminar
  4. Qué bonito, Paula. Te iba a decir que a mi los 4 años me parecen preciosos (son los que tiene mi pequeñajo), pero la verdad es que cada etapa tiene lo suyo y sus propias maravillas (porque mi mayor tiene diez y me lo sigo comiendo a besos). Creo que simplemente debemos disfrutar todos los momentos, porque somos afortunadas, sin duda.
    Un abrazo
    Gracia

    ResponderEliminar
  5. Tenéis mucha razón las cuatro. Cada año que pasa aprendemos cosas nuevas de ellos, y cada etapa tiene cosas estupendas que descubrirnos. Muchas gracias mamás.

    ResponderEliminar
  6. Felicidades, un poco tarde pero me ha gustado tanto tu post que no me resisto a dejarte un comentario.

    4 años, todavía te queda bebé y todavía vendrán muchos cambios.

    Así que disfruta de Irene porque está en una edad preciosa.

    Besos y felicidades a las 2.

    ResponderEliminar

Comenta, que algo queda

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Me visitan desde