miércoles, octubre 17, 2012

Orgullo

Se sintió estúpido.
Cuando le encargaron investigar el asesinato que él mismo había cometido, supo que tenía entre manos el crimen perfecto.
Y sin embargo... su orgullo le impedía dejar el caso sin resolver.

4 comentarios:

  1. Vaya, vaya, toda una novela negra en cuatro líneas. y eso no es nada fácil ¿eh?. Muy bueno. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Armando, la próxima vez lo intentaré con la novela completa, aunque eso de escribir 300 páginas... uff no sé si seré yo capaz.

      Un abrazo

      Eliminar
  2. Paula vuelve la hija perdida. El relato estupendo,me gustó ayer y ahora leyendolo aún más. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues RE-Bienvenida!! Y no te vuelvas a perder eh?

      Un beso Pepi

      Eliminar

Comenta, que algo queda

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Me visitan desde