domingo, marzo 31, 2013

Domingo de Pascua: hoy un poquito de Gospel

Hubo una época en la que me habría encantado participar en un coro de música gospel. La verdad es que tiene que ser muy desestresante y liberador.
Si cantar libera endorfinas, cantar así tiene que ser una auténtica sobredosis.
A veces me da por pensar que, en esta sociedad tan "civilizada" nos perdemos el efecto sanador de cantar una buena canción a grito pelado.
Que si canto faltal...
Que si molesto a los vecinos...
Que si éste o aquel ponen caras raras...

Envidia cochina, que os lo digo yo.
Que se mueren de ganas pero les falta valor para hacer lo mismo.
Les falta chispa, empuje...
Y les sobran complejos.



Hoy, mañana y siempre

CANTAD

que no va a llover, pero si llueve, tampoco es tan grave... 


3 comentarios:

  1. O me permites que cante hacia dentro, o te hago responsable de las riadas de los próximos días.
    Pero sí, tienes razón. Gospel, jazz, rock, clásica, folk..., siempre música.
    Un abrazo sonoro.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo. Hay tantos motivos para cantar... Solo un ligero detalle: ojalá nuestras voces se asemejaran el algo a las de los chicos y chicas de un coro gospel. Pero mientras mejora nuestro oído, nuestra autoestima o el timbre de la voz, ten por seguro que segiremos cantando (aunque sea flojito...).
    Un beso.

    ResponderEliminar

Comenta, que algo queda

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Me visitan desde