domingo, junio 29, 2014

Los libros de mi infancia

Ayer, en un grupo de facebook relacionado con libros, preguntaban cual fue ese primer libro que te enganchó a la literatura sin remedio.
Pensando en eso, me puse a recordar esos libros que te marcan de alguna manera y cuyo recuerdo te acompaña siempre. Libros especiales que se cruzan en tu vida, a veces por mera casualidad, pero que llegan para quedarse contigo.

Dice mi madre que aprendí a leer sola. Obviamente, le respondo yo siempre, eso es imposible. Lo cierto es que tener tres hermanos mayores que yo, entre los que yo deambulaba cuando se sentaban a estudiar y a hacer los deberes, tuvo que ser determinante para que empezase a interesarme por las letras escritas. Y entre unos y otros, la realidad es que cuando comencé el colegio, a los 4 años de edad, leía prácticamente cualquier texto.

Mis primeros cuentos me los regaló mi abuela, a la vuelta de un viaje que hizo a Valencia. Recuerdo concretamente uno titulado "La casita de chocolate" que conseguí recitar de memoria (textualmente) a base de leerlo una y otra vez.


 La primera novela que llegó a mis manos fue "Las aventuras de Tom Sawyer" de Marck Twain.


No sabría decir si coincidió con la época en la que la novela fue versionada en una serie de dibujos animados o fue anterior. Lo único que sé es que ese libro me acompañaba allá adonde iba.
Lo leí una y otra vez hasta que terminó literalmente destrozado. Recuerdo un día que se me cayó dentro de un cubo lleno de agua, y que al final le faltaba la portada y algunas páginas del principio, pero aún así no me importaba comenzar la historia en el momento en que la tía Polly obligaba a Tom  a pintar la valla.
El día que cumplí 8 años, mis hermanas mayores me regalaron un libro muy divertido que también acabé leyendo y releyendo hasta la saciedad, incluso siendo ya un poco más mayorcita. La autora era Consuelo Armijo y el título era "Mercedes e Inés, o cuando la tierra daba vueltas al revés"


También aprovecharon para hacerme socia de la biblioteca infantil, aunque aquella experiencia la recuerdo con más ansiedad que placer.
Un funcionario bastante seco y poco empático con los niños, se encargaba de amargar lo que debería haber sido la fiesta de los libros. Me acuerdo perfectamente de que teníamos que rellenar nosotros mismos una ficha por cada libro que queríamos llevar a casa, y ahí es donde aprendí una palabreja llamada signatura, que a mí concretamente me llevaba por la calle de la amargura, porque nunca supe si eran las letras de arriba o las de abajo, entre esos códigos extraños que etiquetaban los lomos de los libros.
Aun así, cuando al fin conseguí dominar aquella entelequia, con ayuda o sin ella, la biblioteca infantil se convirtió en la llave para acceder a libros maravillosos que todavía hoy recuerdo.




Libros como "Alicia en el país de las maravillas" o "Alicia a través del espejo" en una encuadernación preciosa que reproducía las ilustraciones originales de John Tenniel

Ejemplares como Corazón


la novela de Edmundo de Amicis en la que se inspiró la serie de dibujos animados Marco (de los Apeninos a los Andes)
Y como no, novelas de Isaac Asimov, aventuras de Los Cinco, y aquellas novelas tan divertidas de "Elige tu propia aventura" en las que tú mismo podías decidir el curso que tomaría la historia tomando decisiones cruciales en nombre del protagonista.
Casi al mismo tiempo, me dedicaba también a rebuscar en las estanterías, entre los libros que leían mis hermanos mayores.
Otro de los libros que destrocé literalmente, gracias en buena medida a la pésima encuadernación de la colección Austral de Espasa Calpe, y también debido a la tralla que le di, fue "El Lazarillo de Tormes"


Aquellos libros que había que abrir solo a medias porque se deshojaban con una facilidad pasmosa y acababan convertidos en una baraja.
Y con un cariño más que especial, recuerdo una antología poética de Federico García Lorca














 O  "El diario de Anne Frank", que leí cuando tenía aproximadamente la misma edad que la protagonista



Estos son los libros que marcaron mi infancia, los que me empujaron durante horas a vivir otras vidas y a imaginar otras historias. Emociones, literalmente, entre mis propias manos.

¿Os animáis a contarme cuales fueron los vuestros?

viernes, junio 27, 2014

Bases del II Certamen de microrrelatos "Sucedió en la feria"



Un año más el Club de Escritura La Biblioteca convoca su certamen de microrrelatos, ambientado en la Feria de Albacete.
Un concurso que era necesario, y que ya el año pasado tuvo una acogida increíble. Esperamos que el éxito se repita este año y que nos hagáis leer muchísimos relatos durante este verano.

¿Os animáis a participar?


BASES
BA


Tras el éxito de participación alcanzado el pasado año, el Club de Escritura La Biblioteca convoca su II certamen de microrrelatos “Sucedió en la Feria”

Del 7 al 17 de septiembre, durante 245 horas ininterrumpidas, la ciudad no descansa, celebra su acontecimiento más emblemático, la Feria, a la que el Club de Escritura La Biblioteca dedica este concurso de microrrelatos regido por las siguientes bases:

1. Requisitos para participar

Podrá participar en el concurso cualquier persona mayor de 18 años y residente en territorio español, excepto los actuales miembros del Club de Escritura La Biblioteca.

2. Condiciones

Los participantes podrán presentar bajo seudónimo un único microrrelato, con una extensión máxima de 245 palabras y escrito en castellano.

Además, los textos deben ser originales, inéditos y no deben haber sido premiados ni hallarse pendientes de fallo en otros certámenes o concursos. Los participantes deberán garantizar que no existen derechos de terceros sobre el microrrelato presentado y serán responsables de cuantas reclamaciones puedan formularse a este respecto.

La temática versará, obligatoriamente, sobre la Feria de Albacete, que se celebra cada año del 7 al 17 de septiembre. Además de la calidad literaria, el jurado valorará la originalidad de los microrrelatos.

3. Plazo y envío de textos

El plazo para participar en el concurso comenzará el día 1 de julio de 2014 y finalizará el 15 de agosto del mismo año a las 24:00 horas (hora peninsular española). No se tendrán en cuenta aquellas participaciones que se realicen con anterioridad o con posterioridad a las fechas señaladas anteriormente, así como las que no se ajusten rigurosamente a las bases de este certamen.

Los trabajos solamente se podrán enviar por correo electrónico a la siguiente dirección:clubdeescrituralabiblioteca@gmail.com

En el asunto del correo debe figurar “II Concurso Sucedió en la Feria”, y se adjuntarán dos archivos en formato .doc. Uno de ellos, denominado con el “título del microrrelato + seudónimo del autor” que contendrá el texto concursante, y el otro, titulado “Datos personales + seudónimo del autor”, contendrá los datos del concursante (nombre y apellidos, DNI, dirección postal, número de teléfono y correo electrónico). 

La organización confirmará por correo electrónico la correcta recepción de los trabajos que se ajusten a las bases, pero no intercambiará ninguna otra comunicación con los participantes en el certamen.

4. Jurado

El jurado estará compuesto por los miembros del Club de Escritura La Biblioteca.

El fallo del jurado se dará a conocer a través de la página web del Club y en los medios de comunicación de la ciudad de Albacete, durante la primera semana de septiembre de 2014. Se comunicará por teléfono a los ganadores y mediante correo electrónico a los finalistas cuyo número decidirá el jurado dependiendo de la calidad de los textos.

5. Premios

Se establece un primer premio de 200€ y un segundo premio de 100€.

El jurado elaborará una publicación digital con los relatos ganadores y los finalistas, que estará, en su momento, disponible en el blog del Club:
http://clubdeescrituralabiblioteca.blogspot.com.es/.

La entrega de los premios se realizará durante la Feria de Albacete (7 al 17 de septiembre de 2014). La fecha y el lugar se anunciarán junto al fallo del jurado.

El hecho de participar en este certamen implica la plena aceptación de las presentes Bases publicadas de manera permanente en el blog del Club.

jueves, junio 12, 2014

Volando hacia la magia

Hace ya unos días que regresamos de nuestras vacaciones en Disneyland Paris, y son tantas las emociones que ni siquiera sé por donde empezar a contar.
Vamos a ir poco a poco, dejando que fluya y sin forzar la máquina.


Y si tengo que empezar, casi mejor que hacerlo desde el principio.
No sabría decir en qué momento ni de qué manera comenzó a entrar la magia Disney en nuestras vidas. No es algo que uno planee, y de hecho, este es uno de esos viajes que de soltera pensaba que jamás haría, y que hoy, con unas circunstancias bien distintas, he encontrado realmente excepcional: para repetir.
Y es que la magia se va colando día a día en casa, como quien no quiere la cosa. Porque hay cosas que simplemente funcionan, y de repente te ves a ti misma viendo una y otra vez la película de Cenicienta, y deseando que tu hija la vuelva a pedir, porque en el fondo te encanta.
O descubriendo a Reinita, en La Dama y el Vagabundo, recordando la locura de Lewis Carrol en la divertida adaptación de Alicia en el País de las Maravillas, bailando una y otra vez el vals de la bella durmiente...





Y llegar a Disneyland es revivir cada una de esas historias, transportarte a tu infancia y disfrutar el doble viendo la felicidad en la cara de tu hija.
El lugar es absolutamente precioso, y parece increíble que puedan conseguirse esos jardines siempre perfectos, tan bien cuidados, con todas esas flores que pareciese que no se marchitan nunca. Todo el mundo te saluda con educación, todo el mundo es amable y está dispuesto a ayudarte. Es realmente lo más parecido a sumergirte en un cuento de hadas y olvidarte de que la rutina, sigue rodando ahí fuera.





Y todo este paseo acompañados por la música ambiental, que además se va adaptando al rincón en el que te encuentras en cada momento para meterte todavía más en situación, y llamar a todas esas sensaciones que tenemos asociadas a cada una de esas bandas sonoras.







De vez en cuando, para aderezarlo todo un poco más, los espectáculos, los bailes y las cabalgatas, los personajes que de vez en cuando te vas encontrando por sorpresa mientras paseas... todo, absolutamente todo, ideado para transportarte a la magia y asombrarte a cada paso.






Vestirse de princesa y SER una princesa, pintarse la cara, y hacerse una foto con la mismísima Cenicienta








Y meterse en el cuento hasta las últimas consecuencias...




LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Me visitan desde