sábado, diciembre 20, 2014

LA NAVIDAD, CON MÚSICA ES UN POCO MEJOR

Una de las fuentes de energía de mi vida es la música. Creo que nos pasa a casi todos. La música nos influye y nos alimenta mucho más de lo que imaginamos. No podría entender un mundo sin música, de hecho, mientras escribo estas líneas, estoy escuchando, o mejor dicho, dejando que me acompañen, algunos vídeos musicales de esos que ponen a horas intempestivas en televisión. Además, este año he vuelto a retomar otra de esas aficiones nutritivas que jamás debería haber dejado: He vuelto a cantar. En Octubre comencé a ensayar con la Rondalla del grupo de Coros y Danzas de El Pilar y aunque en un principio iba con miedo porque creía que iba a estar bastante más oxidada, la verdad es que la experiencia está siendo muy estimulante. No podría explicaros con palabras la felicidad que siento cuando canto. Debe haber algo químico en ello, pero yo recomendaría la cantoterapia con los ojos cerrados a todo el mundo. Y si además se canta en grupo y eso te permite conocer gente con la que compartes la misma afición, pues muchísimo mejor. Ayer por la tarde celebramos la fiesta de Navidad del Grupo. Un manera alegre y divertida de dar el pistoletazo de salida a las fiestas.



1 comentario:

  1. Qué bello que hagas lo que amas... se nota en tu expresión que es así !
    Felices Fiestas, Paula ! Un abrazo

    ResponderEliminar

Comenta, que algo queda

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Me visitan desde